Psiko: Psicologia online

Problemas en el trabajo

Problemas en el trabajo

Las crisis económicas y la evolución del mercado laboral han contribuido a que, en algunos ámbitos laborales, existan variables que puedan afectar a nuestra salud psicológica. Por ello, el espacio de trabajo puede acarrear importantes dificultades para las personas, no solo en este ámbito, sino en todas las áreas de la vida.

¿Cuáles son los problemas en el trabajo más frecuentes?

A menudo, el trabajo supone una de las esferas más importantes de nuestra vida, y al mismo tiempo una de las que generan una mayor exigencia. En el trabajo nos enfrentamos a situaciones para las cuales no siempre estamos preparados, y es por ello por lo que, en muchas ocasiones, dichas situaciones, pueden acabar convirtiéndose en un problema. Estos son algunos de los problemas más frecuentes en el ámbito laboral:

  • Problemas de comunicación entre compañeros: Cuando la dinámica de trabajo impide una comunicación fluida, es muy habitual que se produzcan malentendidos, y que dichos malentendidos sean llevados al terreno de lo personal.
  • Jefes/as con carencias: Ser jefe o jefa implica tener una serie de habilidades, entre las que se encuentra la gestión de equipos de personas. Por desgracia, no todas las personas que tienen una plantilla a su cargo cumplen con estas habilidades. Esto repercute en el trabajador de muchas formas diferentes. Tener sensibilidad a la hora de realizar una crítica es algo que, de no hacerse bien, puede generar un malestar significativo. Este problema está estrechamente relacionado con otro gran problema: la explotación.
  • Competitividad sin control: Sabemos que en muchas organizaciones existen situaciones de competitividad entre trabajadores (en un proceso de promoción interna, por ejemplo). Esta competitividad mal entendida podría tornarse en una obsesión o podría generar ansiedad en uno o varios trabajadores.
  • Límites en las relaciones entre compañeros/as: El trabajo es un ámbito en el que, a menudo, se pasa mucho tiempo con las mismas personas, y es posible que las relaciones puedan cambiar y se puedan rebasar límites en lo que, a priori, comienzan siendo relaciones profesionales. Es habitual que se formen parejas sentimentales en el ámbito laboral, y tampoco es raro el que surjan dificultades en la gestión de esas relaciones, debido a que interfieren dos áreas específicas de la vida; la laboral y la sentimental.
  • Mobbing: Es el término utilizado para describir el acoso laboral. Este acoso se da de muchas formas por parte de una o varias personas hacia una o también varias personas. La persona o personas que lo sufren pueden llegar a sentirse humillados, a sentir miedo, vergüenza o tristeza. Además, el mobbing puede generar problemas tan serios como la depresión o cuadros de ansiedad que causan mucho malestar.
  • Síndrome de burnout (o estar quemado): Alude a un conjunto de síntomas físicos y psicológicos propios del desgaste en el ámbito laboral. Este desgaste puede venir causado por infinidad de variables. Algunas de ellas son la exigencia del trabajo, relación entre compañeros, horarios, condiciones salariales o exceso de responsabilidades en el puesto que se desempeña.

Tratamiento | Dónde acudir cuando se tienen problemas en el trabajo.

Cuando los problemas del trabajo empiezan a generar un malestar significativo en nuestra vida, es el momento de poner remedio. Independientemente de cómo sea la empresa en la que una persona trabaja, o de cuál sea su trabajo, existen organizaciones que velan por la salud física y mental de las personas en su ámbito laboral. En estos casos se recomienda buscar información acerca de qué organización podría evaluar si la situación que una persona sufre en su trabajo tiene algún tipo de solución a nivel laboral.

Además, y tanto o más importante, es acudir a un o una profesional de la Psicología. Se hayan solucionado los problemas o sigan presentes, a través de la terapia psicológica podemos adquirir herramientas para gestionar situaciones de mucho estrés. Incluso aunque la situación o situaciones problema hubieran desaparecido, es frecuente que puedan seguir presentes algunos síntomas. Para paliar dichos síntomas, tener un espacio de expresión de emociones adecuado y seguro es muy importante.

¿Quieres conectar con tu psicólogo o psicóloga?

Quizás te interese...